Riesgo y gravedad de la COVID-19 aumentan según el tipo de sangre, sostienen los científicos

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

18 Oct 2020 | 19:37 h
Dos estudios de la COVID-19 verifican que el factor sanguíneo influye en las características de la enfermedad | Foto: Picture Alliance / Zuma/ R. Utrecht
Dos estudios de la COVID-19 verifican que el factor sanguíneo influye en las características de la enfermedad | Foto: Picture Alliance / Zuma/ R. Utrecht

Debido a la comparación de diversos estudios, los investigadores postulan que pacientes con ciertos grupos sanguíneos pasan menos tiempo en cuidados intensivos.

El cruce de datos de expertos en ciencias médicas está esclareciendo un camino sombrío originado por la pandemia. Investigadores de la Universidad de Columbia Británica, en Canadá, especialistas de inmunología clínica de Dinamarca y otros profesionales de la salud sostienen que el grupo sanguíneo O se relaciona con un menor riesgo de contraer el SARS-CoV-2 o enfermarse gravemente.

“La asociación del grupo sanguíneo ABO con índices de gravedad de la enfermedad y disfunción multiorgánica en COVID-19” es el nombre de un artículo publicado en Blood advances. Allí observaron a 95 pacientes infectados con el nuevo coronavirus en hospitales de Vancouver (puerto marítimo de Canadá), entre el 21 de febrero y el 28 abril.

Para obtener una mayor cantidad de datos, los involucrados en este estudio tomaron apuntes de la edad, el sexo, las comorbilidades (diabetes, hipertensión, asma, insuficiencia cardíaca, etc.), los perfiles de hemogramas y fechas de inicio de síntomas de los ciudadanos.

En la introducción del documento se explica: “Específicamente, se ha informado que las personas con el grupo sanguíneo O son menos susceptibles a la infección por SARS-CoV-2”.

Las infectados con esa clase de sangre se quedaban 4,5 días menos en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a comparación de aquellos que tenían sangre A o AB (13,5 días).

Además, el 61% de los pacientes con sangre O o B requerían ventilador mecánico, en contraste con el 84% de los registrados con tipo A o AB, una diferencia del 23%.

Sin embargo, los expertos manifiestan que, ante el número de personas asintomáticas, serían necesarias unas series de datos científicos en diferentes poblaciones complementarias.

Los contagiados de COVID-19 tipo A o AB, por otro lado, presentaban más probabilidades de recibir diálisis, proceso que filtra el exceso de agua en el torrente sanguíneo tras la pérdida parcial o total de las funciones renales.

Los hallazgos se enmarcan en la misma línea de una muestra reciente de 1980 pacientes, que se detalla dentro del artículo “Estudio de asociación del genoma de COVID-19 severo con insuficiencia respiratoria”. En tal indagación, se enfocaron en hacer seguimiento a pacientes graves con coronavirus en siete hospitales de Italia y España.

Síntomas de la COVID-19. A pesar de haber muchos síntomas, hay personas que no los tienen | Foto: OMS / BBC / CDC / NHS

COVID-19: estudios paralelos reafirman menores riesgos en pacientes con sangre tipo O

Un grupo de inmunólogos, estadísticos y farmacólogos del Hospital Universitario de Odense (Dinamarca), la Universidad de Aarhus y otras instituciones determinaron, mediante un segundo artículo, que el tipo de sangre O se vincula a un menor riesgo de sufrir síntomas graves por la enfermedad pandémica.

Ellos examinaron registros de salud electrónicos, la base de datos de microbiología, el sistema de registro civil, el registro de autorizaciones para trabajadores sanitarios y otros documentos de 473.654 daneses, desde el 27 de febrero de 2020 hasta el 30 de julio de 2020. Se tomaron en cuenta a las personas con tipo de sangre ABO y RhD. El 29% de esta población eran hombres y el 71% eran mujeres.

Frente a la proliferación de casos de trombosis por la COVID-19 en personas que no poseen sangre tipo O, Mike Bogetofte Barnkob, Anton Pottegård, Henrik Støvring y los demás autores de las pruebas sugieren experimentar con un número de pacientes más amplio.

De acuerdo con el Oklahoma Blood Institute de los Estados Unidos, la sangre O es la más común. Por tal motivo, la probabilidad de riesgo de infecciones fuertes decrece estadísticamente, aunque no lo suficiente.

En julio de este año, se subió a Annals of Hematology (revista que cubre diagnósticos y tratamientos de oncologías) otro artículo llamado “Tipo de sangre y resultados en pacientes con COVID-19”, cuyo objetivo principal era descubrir la asociación del tipo de sangre ABO con la intubación o muerte por el patógeno, entre el 6 de marzo y el 16 de abril de 2020.

Los especialistas averiguaron lo siguiente, conforme al modelo sanguíneo:

- AB se asoció a mayores probabilidades de dar positivo en la prueba de la enfermedad

- O se asoció a menores probabilidades de dar positivo

-Rh+ se alineó con mayor riesgo de sufrir positivo

- Los pacientes con tipo de sangre B tienen mayor predisposición a marcar positivo

Del mismo modo, mencionan que en el documento “Probando la asociación entre el tipo de sangre y la infección por COVID-19, intubación y muerte”, de Michael Zietz y Nicholas P. Tatonetti, se encontró la correlación de la clase de sangre A y una mayor probabilidad de resultar positivo.

Mypinder Sekhon, coautor del estudio de Vancouver, dejó en claro que esta circunstancia no es la vía directa de la lucha contra el nuevo coronavirus, pues hay factores de riesgo insustituibles como la edad, comorbilidades, un sistema inmunitario debilitado, alto índice de masa corporal (IMC) o consumo excesivo de tabaco.

Factores de riesgo de la COVID-19: desde el embarazo hasta la obesidad | Foto: MINSA

“Si uno es del grupo sanguíneo A, no es necesario que entre en pánico. Grupo sanguíneo O, no eres libre de ir a los pubs y bares”, aseveró Sekhon para CNN.

COVID-19, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component