OMS constata que la dexametasona mejora la supervivencia de bebés prematuros en algunos países

Ciencia LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

26 Oct 2020 | 17:28 h
La dexametasona ya es usada contra la COVID-19 en pacientes graves. Foto: EFE/referencial
La dexametasona ya es usada contra la COVID-19 en pacientes graves. Foto: EFE/referencial

“Entre las mujeres de países de bajos recursos que estaban en riesgo de parto prematuro temprano, el uso de dexametasona resultó en riesgos significativamente menores”, aseguraron los expertos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no solo recomienda medidas en temas sanitarios a nivel global, sino que también participa en diversos estudios. Y en uno recientemente publicado comprobó que la dexametasona aumenta la supervivencia de bebés prematuros en países de bajos ingresos.

El viernes 23 de octubre en la revista New England Journal of Medicine se difundió la investigación abocada a embarazadas con riesgo de parto prematuro que viven en zonas de bajos recursos, bajo la denominación ‘WHO ACTION-I’; en referencia al nombre de la OMS en inglés.

Entre diciembre de 2017 y noviembre de 2019 se llevó a cabo un ensayo aleatorio —unas recibieron dexametasona intramuscular y otras placebo— con unas 2.852 mujeres y sus 3.070 bebés de 29 hospitales de nivel secundario y terciario en Bangladesh, India, Kenia, Nigeria y Pakistán.

Participaron embarazadas entre las 26 semanas 0 días y las 33 semanas 6 días de gestación que estaban en riesgo de parto prematuro. La muerte neonatal ocurrió en 278 de 1.417 lactantes (19,6%) en el grupo de dexametasona y en 331 de 1.406 lactantes (23,5%) en el grupo de placebo.

También se redujo la muerte fetal o neonatal en 393 de 1.532 fetos y lactantes (25,7%) de las que recibieron la dexametasona, parte de la familia de los esteroides, en comparación a los 444 de 1.519 fetos y lactantes (29,2%) de la sección de placebo.

“Entre las mujeres de países de bajos recursos que estaban en riesgo de parto prematuro temprano, el uso de dexametasona resultó en riesgos significativamente menores de muerte neonatal sola y muerte fetal o neonatal que el uso de placebo, sin un aumento en la incidencia de posibles infecciones bacterianas maternas”, concluyeron los expertos.

Este medicamento ya ha sido destacado en otras ocasiones por la OMS por sus alentadores resultados ante la COVID-19, aunque de momento solo está recomendado para pacientes graves en hospitales y que requieren asistencia respiratoria.

En otras ocasiones se ha demostrado que la dexametasona es útil para salvar la vida de los bebés prematuros en naciones ricas, donde tienen una adecuada atención neonatal, empero esta es la primera vez que un ensayo clínico evidencia su eficacia en entornos de bajos recursos.

“El uso de dexametasona en nuestro ensayo no aumentó el riesgo de infección materna o neonatal, este hallazgo es consistente con los de ensayos previos realizados en países de ingresos bajos y medianos, donde los riesgos de referencia de tales infecciones son altos”, puntualizaron.

En este sentido precisaron que la mayoría de los anteriores ensayos efectuados en naciones de ingresos bajos y medianos no fueron controlados con placebo.

Ante esto, llamaron a las personas encargadas a seleccionar a las pacientes con más probabilidades de beneficiarse del tratamiento y de aplicarlo en el momento correcto; unas 48 horas antes del parto piensan que es lo ideal.

Video Recomendado

Lazy loaded component