Diez Canseco fue parte del Gobierno de Alejandro Toledo. Hoy siente una profunda decepción por el expresidente. Foto: Jorge Cerdán
Diez Canseco fue parte del Gobierno de Alejandro Toledo. Hoy siente una profunda decepción por el expresidente. Foto: Jorge Cerdán

Raúl Diez Canseco: “Martín Vizcarra tiene que pensar que no todos son enemigos”

Exvicepresidente del Perú. Fundador de la Universidad San Ignacio de Loyola.

Enrique Patriau
08 Dic 2019 | 7:45 h

Raúl Diez Canseco anunció que será precandidato para tentar la candidatura presidencial representando a Acción Popular. Fiel devoto de la memoria del expresidente Fernando Belaunde Terry, en la siguiente entrevista responde sobre sus ambiciones políticas, la actualidad de su partido y diversos temas de coyuntura.

¿Por qué Acción Popular solo ha podido revivir con invitados, como Barnechea y Muñoz?

Para elegir a alguien hay que marcar un símbolo. Ni Barnechea, a quien conozco una vida, ni Muñoz, hubieran hecho las campañas que hicieron sin AP. Con Muñoz, por ejemplo, se juntaron una trayectoria decente con un símbolo espectacular. Yo invité a participar a los dos, con más acento en Muñoz. Es importante decir eso…

PUEDES VER: Elecciones 2020: Cuatro candidatos al Congreso por Moquegua tienen sentencias

¿Qué el símbolo ha mantenido su vigencia?

Y Belaunde. Un líder que trascendió las fronteras y el tiempo.

¿Más que Paniagua?

Mucho más. Paniagua fue un invitado de Acción Popular, viene de la Democracia Cristiana, un presidente de transición de primer nivel que no hubiera llegado a donde llegó sin AP. Entró al Congreso con la votación más baja. Y muy pocos saben que, en esas épocas, Alejandro Toledo, el bueno, fue a hablar con Belaunde, y Belaunde dio la bendición de lo de Paniagua.

Anunció su precandidatura presidencial. ¿Va a competir con Barnechea en las primarias?

No solo con él. Con cualquiera.

¿Cuándo iniciará su campaña?

Tendré que pedir licencia en mi vida privada, pero será una campaña muy corta.

¿Por qué considera que merece ser presidente?

No es lo que yo considere. Mi vida dedicada a trabajar con jóvenes, a conocer la realidad peruana, me hace pensar que mi experiencia acumulada y mi visión de país pueden ser interesantes de contagiarlas a las demás.

¿Qué visión de país tiene?

Descentralizado, con el emprendimiento como un eje de desarrollo, donde su mejor gente esté en el gobierno, con un Estado despolitizado. Y un país con una transformación profunda en la educación. Es mi propio caso, yo no vengo de una familia adinerada, mi familia es de clase media.

Ahora sí es millonario.

Si el hecho de una situación económica luego de todo el esfuerzo te permite tener una vida mejor… pero, en mi caso, puedo asegurar que hago servicio a la sociedad desde hace tiempo. En esta Universidad San Ignacio de Loyola (USIL) hay mucha gente becada.

¿Qué pasa en AP? Mesías Guevara dijo: “Diez Canseco no conoce con exactitud el funcionamiento del partido”. ¿Es verdad?

Lo que pasa es que el señor Mesías Guevara, que tendrá, qué sé yo, unos 15 años de militancia si jalamos la pita, de repente no tuvo la suerte que yo sí tuve de caminar con Belaunde por el Perú. El papá de él sí conoció a Belaunde. No creo que Mesías conozca mucho a Belaunde, y eso le hace afirmar cosas que no se ajustan a lo vivido.

¿Cómo empieza la enemistad entre ambos?

De él. Yo nunca. Es bueno que se sepa: tuve una reunión con Guevara hace dos meses y él quería que yo tenga una posición en contra de Edmundo Del Águila Morote (dirigente de AP, exsenador). Y yo le hice saber que yo no estoy "en contra de", sino "a favor de".

La impresión de fuera es que, para ser un partido pequeño, se matan entre ustedes. ¿Es así?

No hay peleas, hay matices. Alguna vez, conversando con Belaunde, me hizo saber que AP no es un convento de monjas. La doctrina es una sola, eso sí.

Yonhy Lescano tampoco lo quiere mucho, me da la impresión.

Bueno. Yonhy es un correligionario con siete, diez años en el partido y viene de las esferas de la izquierda. Luego de la elección interna esto acabó. La diferencia es que yo apoyaré a quien sea electo.

En la CADE señaló que la corrupción no es un mal endémico. ¿No fue una ocasión poco feliz para decir eso, a días de revelados los aportes de los empresarios a la campaña de Keiko Fujimori?

Sí, pero ¿sabes cuántos empresarios hay en el Perú? No acepto que en mi patria ser empresario signifique ser corrupto.

Eso es muy distinto a decir que la corrupción no es un problema endémico. Sonó a exculpación.

De repente lo expresé mal. La verdad es que en la política tengo mucho por aprender todavía. Dicen que no hay palabra mal dicha sino mal interpretada. En mi caso, fue mal dicho y mal interpretado.

¿Usted cree que Dionisio Romero actuó de buena fe?

Sí, sí, no creo que los Romero… Creo que hubo un temor horroroso, pero que no hicieron bien las cosas. Hasta ellos deben tener ese sentimiento. De ahí a decir que actuaron de mala fe, no lo creo.

¿Usted cree que alguien entrega tres millones y medio de dólares…?

Primero, fueron 17 entregas.

Que suman tres millones y medio. ¿Alguien da ese dinero sin esperar algo a cambio?

Le quiero decir algo: en la política no había leyes tan drásticas como las de ahora, y siempre debió haberlas. Siempre hubo mucho dinero en las campañas y siempre debió haber sido transparente, bancarizado, pero no era así, pues. Es un error grave.

¿Solo error?

Yo creo en la gente y no puedo mezclar ese acto, que no es transparente, con la Caja 2 de Odebrecht. Hay una diferencia abismal.

¿Sigue criticando a la Sunedu?

A ver. Debo decir que era importante sacar una nueva ley universitaria. Yo tenía una amistad de muchos años con el general Mora y su ley venía espectacular, pero una serie de cosas han hecho que universidades de prestigio estén con mucha burocracia y trabas. La Sunedu debería tener muchos más recursos. Hace meses no recibe expedientes para crear nuevas carreras porque debe terminar con el proceso de licenciamiento.

¿La educación es un negocio o un servicio?

No, no, no. Un negocio no es. Es la única herramienta que tiene un país para terminar la transmisión generacional de la pobreza.

La USIL forma parte de la Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (FIPES). El portal Ojo Público sacó el artículo “Gremio de la Confiep acude al Poder Judicial para mantener privilegios tributarios de universidades”. Le leo la entrada: “Hace casi un año, la Fipes ganó una demanda en primera instancia contra el reglamento de la Ley Universitaria para evitar pagar el Impuesto a la Renta derivado de sus ganancias”. ¿Cuánto paga de impuesto a la renta la USIL?

Uy, no lo sé. Lo que pasa es que una cosa es lo que pagas por IR y otra lo que llevas a reinversión. Hay que entender lo que es una entidad privada. Si no tienes excedentes, ¿cómo vas a crecer? ¿Cómo traes el mejor laboratorio?

De acuerdo…

No, no, hay que llamar las cosas por su nombre. La educación privada solo tiene la manera de ser competitiva teniendo lo último de tecnología. Si no eres eficiente, ¿de dónde sacas los recursos?

Es decir, la USIL se acoge al beneficio del Crédito Tributario por Reinversión.

Lo que pasa es que hay toda una discusión sobre si se mantiene o no, y no sé en qué está eso.

¿En qué se va lo que reinvierten en la USIL?

Mucha infraestructura y equipamiento y muchos becados.

¿Investigación?

Muchísimo. Ese es otro tema. Nos han llamado la universidad de los récords Guinness. Hemos hecho 10 récords con productos peruanos: quinua, papa, chocolate, qué se yo, para poner en vigencia a los productos peruanos en el mundo. Con mucha ligereza la gente habla de la educación privada y es bueno que se sepa que la competencia es mucho más fuerte.

Revisé el índice de Scimago que, como sabe, evalúa a las universidades por su calidad de investigación. Del Perú salen seis. La USIL no aparece.

Tenemos más de cien publicaciones académicas, tanto que en el ránking de América Economía del puesto 10 pasamos al 8.

En Scimago, que utiliza la base de datos científica Scopus, no aparece su universidad.

Yo te hablo de América Economía. No sé de qué fecha tendrás ese ránking.

Es actual, año 2019.

Tenemos 110 artículos académicos en Scopus. Seguro apareceremos en el ránking de 2021. Sí investigamos. No tanto como San Marcos, es verdad.

¿Cómo se define políticamente? ¿Más hacia la derecha?

Eso de izquierda y derecha está obsoleto. ¿Qué es ser de izquierda o de derecha? Yo creo en la justicia social, que es la igualdad de oportunidades para todos. Eso lo atacas directamente con acceso a la educación y una buena salud.

¿Está de acuerdo con el aborto por caso de violación?

Sé que la Iglesia me va a crucificar, pero un caso de violación hay que mirarlo con otros ojos, es un bebito no deseado. Me van a crucificar los curitas, pero es la verdad, pues.

Ahora que ingresé a este edificio, y acá mismo en esta oficina, me llamó la atención la enorme cantidad de fotos de usted colgadas en las paredes.

Es mi vida, pues. Son los récords Guinness, son cosas que… la verdad, yo, en San Ignacio, no he sido actor de reparto. La semana pasada estuve en Cerro de Pasco haciendo un convenio para un trabajo de investigación con nuestra facultad de medicina. Yo me pongo a pensar acá ¿cuántos hubieran querido ir? No sé. ¿Me gusta tomarme fotos? El día que me muera, tendrán cómo recordarme.

¿No tiene foto con Toledo?

Las saqué. Me causa profunda decepción y una tristeza horrorosa. No entiendo cómo destrozó todo. Estuve en Cabana, nadie me lo contó. Realmente salió de la extrema pobreza. Imagina lo que hubiera sido como símbolo de la educación. La ambición lo destrozó.

¿Qué piensa del presidente Martín Vizcarra?

Que las medidas que tomó permitieron que la presión social baje y que tiene la gran oportunidad de dejar huella en el país en estos quince meses que le restan. Dependerá de él y del Congreso que salga, que no será obstruccionista porque nadie tendrá una mayoría grande. Su responsabilidad es grande. Vizcarra tiene que pensar que no todos son enemigos.

¿Cree que Vizcarra piensa que todos son enemigos?

Creo que tiene muchos temores. Si fuera él, convocaría a todos. Este es el momento de las convocatorias. Esa distancia entre el Estado y la gente hay que achicarla. Que al Estado vengan los mejores. Hay que despolitizar al Estado.

Video Recomendado

Lazy loaded component