¿Qué es y cuáles son las ventajas de ser una empresa carbono neutral?

Además de contribuir con la reducción de los gases de efecto invernadero, una empresa sostenible puede ahorrar hasta 490 millones de euros.

La República
30 Nov 2019 | 17:50 h

Para mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 1.5°C, el Acuerdo de París firmado compromete a los gobiernos y empresas líderes del mundo a reducir sus emisiones de Gases de Efecto Invernadero, como el dióxido de carbono.

“Esta voluntad se fortalece con la aparición de un nuevo consumidor responsable, que opina que las empresas sostenibles son importantes y que pagaría más por un producto con menor huella de carbono”, explicó Marian Buraschi, directora de la plataforma nexos+1.

PUEDES VER: Fusiones empresariales: norma se aplicará desde agosto del 2020

Asimismo, señaló que la inversión de las empresas para los procesos de transformación dependerá del tamaño y tipo. Estas pueden ser empresas gigantes como IKEA que invirtió 21 millones de euros en medidas de eficiencia energética en el periodo 2011-2013 como parte de su estrategia de sostenibilidad.

Así como también las pymes pueden ser sostenibles a través de proyectos que no implican grandes inversiones como: menor generación de residuos y reciclaje, menor consumo de papel, fomentar el uso de transporte no motorizado y auto compartido entre los colaboradores.

Por el lado de la carbono neutralidad incluye una sostenida política de reducción de emisiones, pero también invertir en la compensación de las emisiones remanentes difíciles de reducir.

“Este dependerá de cuánto emite cada empresa. Una empresa pequeña de servicios no debería pasar de 300-500 toneladas de carbono por año. Y comprar una tonelada reducida por un proyecto certificado puede rondar los 10-15 dólares”, detalló Buraschi.

Ahorro y más clientes

Muchos proyectos generan ahorros en el corto y largo plazo, por ejemplo mediante ahorros de electricidad y combustible.

Tal es el caso de Unilever, que logró ahorros por un valor de 490 millones de euros anuales al haber apostado por energía renovable en sus plantas. “Muchas actividades y proyectos orientados a eficiencia y procesos generan ahorros económicos", acotó Buraschi.

La especialista señaló que actualmente el consumidor está informado y exige una mayor responsabilidad social y ambiental a las marcas. Además, en el ámbito internacional, inversionistas y fuentes de financiamiento están cada vez más alineados a solicitar información sobre el desempeño ambiental y social ante de cerrar una transacción.

PUEDES VER: CADE 2019: “Una distribución equitativa genera bienestar”

Pasos a seguir

Marian Buraschi detalló 5 pasos que debe seguir una empresa para unirse a esta tendencia carbono neutral.

1. Medir las emisiones. La medición de la huella de carbono permite a las empresas conocer el impacto de sus operaciones en el calentamiento global. Este impacto puede darse de forma directa por las operaciones de la misma empresa y de manera indirecta por la energía consumida.

"Conocer la composición de la huella es clave para enfocar nuestros esfuerzos de reducción”, señaló Buraschi.

2. Fijar un objetivo y analizar opciones. Una empresa que busca ser carbono neutral debe fijar compromisos de reducción de emisiones alineados con el objetivo mundial: un mundo cero emisiones al 2050.

Las opciones de reducción se pueden encontrar dentro de 3 ejes: procesos internos, cadena de valor, y los productos y servicios que ofrecen.

A nivel global, las soluciones climáticas más efectivas son diversificación energética hacia fuentes renovables, electrificación del transporte, conservación y regeneración de ecosistemas, y transición hacia una economía circular cero residuos.

3. Establecer un plan y ponerlo en acción. Lo más recomendable es empezar por aquellas opciones con mucho potencial de reducción y poco costo de implementación.

Luego con aquellas que requieren de más inversión y cambios estructurales, que son esenciales para llegar a la meta de la carbono neutralidad en una empresa.

Dentro de las opciones de corto plazo se pueden encontrar aquellas que afectan procesos internos, tales como cambios en el uso de tecnologías y en el comportamiento humano; y otros con impacto en la cadena de valor, como trabajar con proveedores responsables.

4. Reportar y verificar. Ya es una práctica usual que muchas empresas transparenten sus impactos y acciones de sostenibilidad, incluyendo las de mitigación del cambio climático, a través de reportes anuales.

Una manera de dar mayor credibilidad a esto es realizar una verificación de tercera parte, a través de un auditor externo calificado para la revisión y verificación de las estimaciones. Este proceso se puede realizar bajo el grupo de normas ISO 14064.

5. Compensar. Finalmente, la empresa comprometida debe compensar las emisiones de gases de efecto invernadero que no se pueden reducir a través de la gestión y la innovación.

Para ello se adquieren bonos o créditos de carbono a través de los dos mercados existentes: el mercado regulado, que es utilizado por empresas y gobiernos que por ley tienen un límite de emisiones establecido y deben rendir cuentas; y el mercado voluntario, donde la oferta y demanda es variada y se pueden encontrar todo tipo de proyectos con diversos estándares.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component