Megan Fox: “La fama no me molesta”

Plataforma_glr
03 Jun 2016 | 14:00 h

La famosa actriz revela detalles de su nueva película y de su vida personal.

Megan Fox retornó esta semana al cine en el papel de Abril O’ Neil, en la película Tortugas Ninja 2: fuera de las sombras.

La guapa actriz, que hace muy poco fue madre por tercera vez, habla de su personaje en esta nueva entrega, pero también sobre su vida personal, las redes sociales y la fama.

—Acabas de tener tu tercer hijo y estuviste embarazada en la primera película de Tortugas Ninja ¿esta vez fue más fácil hacer la segunda parte?

-Sí, es mucho más cómodo hacer una película de acción cuando no estás embarazada. Cuando lo estás se supone que todo lo debes tomar con calma, no que debas estar saltando cercas o tirando estrellas ninja.

—Casey Jones interpreta Stephen Amell ¿Habías visto Arrow antes de trabajar con él? ¿Qué tal la química?

—No he visto Arrow, no veo mucha televisión, pero sabía que la serie tenía mucho éxito. Hicimos una lectura antes para ver la química, y supongo fue buena porque obtuvo el papel.

¿Cómo fue la experiencia al trabajar con él?

—Es divertido porque lo reclutamos a esta pequeña familia rara y disfuncional en contra de su voluntad y creo que se divirtió.

¿Te sientes más cómoda en una película con efectos especiales o prefieres una cinta más tradicional?

—Prefiero las películas con efectos especiales porque son más emocionantes. Las tradicionales son maravillosas si eres una persona y estás muy involucrado en el arte, en querer expresarte de una manera.

En este momento de tu vida, ¿cuáles son tus prioridades al momento de escoger un papel?

—Mucho tiene que ver la ubicación de la filmación porque tengo hijos y no quiero llevarlos por todo el mundo. Luego, a veces hay proyectos muy oscuros o muy provocativos de un modo que considero mis hijos no podrían manejarlo.

 

Megan y las redes

 

Cerraste tu cuenta de Twitter después de cinco días…

—Lo odié. Salvo tengas algo que vender, entonces Instagram tiene mucho sentido, pero no me gusta compartir mis cosas, me gusta mi privacidad. No me interesa saber los asuntos de otras personas y no quiero que otras personas sepan mis asuntos. No me importa si tomaste leche en la mañana, no quiero tomarle una foto a mis waffles y publicarla para que me digan los sabrosos que se ven, no importa. Hasta que no tenga algo que decir, no quiero publicar una foto ni decir nada, no quiero esos comentarios sin sentido sobre cosas rutinarias, ¡es loco!

¿Cuál es la principal diferencia entre la April O’Neal de la primera Tortugas Ninja y de la que veremos en la secuela?

—En la primera película ella estaba luchando por descubrir quién es y encontrar su lugar en el mundo, quería ser tomada en serio, sobre todo por sus colegas. Ahora es diferente, ha pasado por muchas cosas, salvó el mundo (risas) y ahora divide su tiempo entre perseguir sus objetivos laborales durante el día y luego de noche usar la información que consigue para ayudar a las Tortugas Ninja.

Películas como Transformers y Tortugas Ninja son taquilleras pero usualmente son odiadas por la crítica. ¿Le prestas la atención a la crítica? ¿Las lees?

—Leo algunas. Recuerdo que leí las de la primera Tortugas Ninja y cada una era peor que la anterior y no podía creerlo. Entiendo es su trabajo, es lo que es, pero si les va bien en la taquilla es porque entiendo a mucha gente les gusta.

En algún momento en tu carrera la industria trató de encasillarte en papeles sexys. ¿Te molestaba o lo veías como oportunidades?

—No diría que me molestó, nunca sentí la necesidad de salir a pedir papeles diferentes y gritar “no soy sexy, tómenme en serio”. Pude hacerlo, pero no me molestó tanto porque me dio la oportunidad de hacer las películas que quería y que disfruté mucho.

¿Te molesta que a veces los fans quieran saber demasiado de ti?

—La fama no me molesta, pero sí tengo problemas con los paparazzi, que me estén siguiendo cuando estoy pasando momentos familiares o en cosas tan comunes como ir de compras y es que asumo que es algo que no le interesa a nadie, al menos a mí no, pero es responsabilidad de la gente negarse a consumir esos productos, hasta entonces todo seguirá igual.