Edyta Mordel

“Lo hubiera abortado”: madre demanda a centro de salud por no advertirle que su bebé nacería con síndrome de Down

Edyta Mordel salió embarazada en 2014. Pocos meses después, se practicó una serie de exámenes y ninguno arrojó resultados negativos. Hoy su hijo tiene cuatro años y afirma que pudo abortarlo si hubiera sabido sobre su mal.

La República
07 Jul 2019 | 19:24 h

Edyta Mordel, de 33 años, ha demandado al Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés) por no haberle dado el diagnóstico real cuando se sometió a exámenes para determinar si su bebé nacería con síndrome de Down.

Ella se mostró a favor por el aborto terapéutico, según recoge el diario Daily Mail, y ha exigido a la entidad la reposición de 200 mil euros.

Edyta Mordel insiste en que pidió que se realizaran los controles durante su embarazo y quedó devastada cuando a su bebé, Aleksander, le diagnosticaron la enfermedad tras su nacimiento.

PUEDES VER El hombre que viajó como polizón de India a Inglaterra en el tren de aterrizaje de un avión

Aunque ahora está dedicada al cuidado del pequeño de cuatro años, ante el Tribunal Superior de Londres (Reino Unido) dijo que habría abortado si hubiera sabido que su pequeño nacería con ese trastorno genético, que se origina cuando la división celular anormal produce una copia adicional total o parcial del cromosoma 21.

De acuerdo al informe del Daily Mail, las cifras de 2017 revelaron que la Autoridad de Litigios del NHS había pagado £ 70 millones a los padres en casos de “nacimiento ilícito” en cinco años.

Eso incluyó £ 40 millones en daños en 16 casos en los que los padres afirmaron que el examen prenatal no les advirtió del riesgo de que su bebé naciera con una discapacidad, lo que equivale a aproximadamente £ 2.5 millones por familia.

Edyta Mordel demanda a centro de salud por no advertirle que su bebé nacería con síndrome de Down.

Edyta Mordel está demandando una compensación por el aumento de los costos financieros del cuidado de su hijo y por su impacto en su capacidad para trabajar.

Descubrió que estaba embarazada en 2014 y, según su testimonio, le pidió a una enfermera ser examinada para descartar algunos males en el bebé que alumbraría.

Cuando fue a su control, a la semana 12, creía que la prueba se había realizado y que había recibido el visto bueno. Sin embargo, esta no se realizó a pesar de que la ecografista registró el rechazo de la evaluación de Down en sus notas médicas.

Los abogados del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido han señalado que a la madre se le ofrecieron las pruebas, pero ella las rechazó. El organismo, además, “lamentó amargamente” su pensamiento y decisión tras el nacimiento de Aleksander.

“Siempre estuve segura de la decisión y siempre la quise. Hablé con la partera sobre el examen de detección del síndrome de Down. Me había informado. Vi muchos videos y leí sobre la proyección. Sabía desde el principio que no tomaría ninguna otra decisión", dijo a un Tribunal.

Edyta Mordel demanda a centro de salud por no advertirle que su bebé nacería con síndrome de Down.

PUEDES VER Feminicida que extrajo órganos y mutiló genitales a meretrices está a punto de morir [VIDEO]

Edyta Mordel, quien está casada con Lukasz Cieciura, dio a luz por cesárea en el Royal Berkshire Hospital del Reino Unido en enero de 2015, y sus notas médicas registraron que estaba “muy molesta y enojada” cuando a Aleksander se le diagnosticó síndrome de Down.

La madre, cuyo perfil en las redes sociales indica que trabaja para un proveedor de equipos médicos, agregó que siempre había querido la prueba y no había cambiado de opinión. “Me tranquilizaron tantas veces que todo estaba bien, que el embarazo estuvo bien”, dijo: “Me engañaron”.

Tras conocerse la noticia, Clodagh Bradley, su defensa legal, dijo que si los padres hubieran sabido el mal de sus bebé, “no se habría realizado el embarazo”. En medio de toda esta polémica, la audiencia continúa en el Reino Unido.

Video Recomendado