Casper, el camello que es parte de esta curiosa historia, dentro de su corral en Luisiana. Foto: WBRZ.

Mujer tuvo que morderle los testículos a un camello para salvar su vida

Una chica estadounidense quiso rescatar a su perro sordo cuando fue atacada por el camello, que intentó aplastarla, por lo que tuvo que reaccionar de manera poco usual para evitar morir.

La República
23 Sep 2019 | 16:30 h

En el momento que una persona sabe que su vida está en riesgo, reacciona de manera inesperada, y hace cosas que jamás imaginó. Este fue el caso de una mujer de Estados Unidos, quien se vio obligada a morder los testículos de un camello para evitar morir aplastada por el animal.

Todo comenzó cuando el perro de la mujer salió corriendo y terminó dentro de una parada de camiones en Grosse Tetem, en el estado de Luisiana, donde un empresario local mantiene animales exóticos en cautiverio.

PUEDES VER Se tomó un selfie con gorra de un soldado de Corea del Norte y posó desnuda: casi la arrestan [FOTOS]

La mascota es sorda, por lo que no escuchó las llamadas de su dueña, que lo persiguió hasta dentro del corral, a donde se metió. Allí se encontraba un enorme camello llamado Casper, quien arrinconó a la mujer contra una pared y se sentó encima de ella.

Según les contó a las autoridades, la mujer le mordió los testículos al animal para poder salvarse, luego de eso el dromedario huyó despavorido. Ella tuvo que ser hospitalizada de inmediato, aunque aún se desconoce los tipos de lesiones que sufrió.

PUEDES VER Mujer se desmaya cuando era azotada públicamente en Indonesia

Mientras que el camello, de 18 meses de edad, fue revisado por los veterinarios, quienes determinaron que no tiene lesiones graves. El animal vive en el lugar desde el verano pasado en reemplazo de Tony, un tigre que fue sacrificado en octubre de 2017 por una insuficiencia renal.

Según el Washington Post, además del camello, el propietario del corral tiene un coatí, un pony y un bebé canguro, todos ellos con la intención de crear un zoológico infantil. La Policía de Grosse Tetem informó que no dará lugar a una denuncia contra el dueño de Casper, pues el animal estaba encerrado y había carteles que advierten a los visitantes permanecer alejados a 10 metros del corral.

Video Recomendado