La Liga de Fútbol Femenino de Jordania fue testigo de un admirable acto de solidaridad extra deportiva.
La Liga de Fútbol Femenino de Jordania fue testigo de un admirable acto de solidaridad extra deportiva.

Futbolista musulmana pierde su hiyab y es auxiliada por todo el equipo rival [VIDEO]

El mundo del deporte quedó rendido ante la incomparable muestra de solidaridad que ha trascendido a cualquier credo o rivalidad deportiva.

La República
09 Nov 2019 | 7:43 h

La liga de fútbol femenino de Jordania fue testigo de un hecho singular que ha despertado la admiración en el mundo entero, luego que una jugadora musulmana dejara ver parte de su cabellera durante un forcejeo y fuera socorrida por rivales para que pudiera nuevamente acomodarse la hiyab en pleno campo sin ser vista.

Ver a mujeres practicando deportes con un velo sobre la cabeza es normal para un país como Jordania, donde la religión oficial es el islam. Este velo lleva por nombre “hiyab” y aunque por lo general funciona bastante bien para las futbolistas que comparten la alta competencia con su credo, no siempre es seguro que por el alto contacto se mantenga en su lugar.

PUEDES VER El altar de Dios: arqueólogos afirman que hallaron el lugar mencionado en la Biblia [FOTOS]

Y así ocurrió durante el duelo del Shabab Al Ordan (de rojo) y el Amman Club de la Liga de Jordania de Futbol Femenino, cuando una jugadora del cuadro de Amman perdió su hiyab durante un forcejeo con algunas jugadoras del equipo contrario. De inmediato se plantó en el gramado y abandonó la jugada para poder acomodarse y recuperar su honor.

Para sorpresa de la afición y del comando técnico de ambos equipos, las jugadoras del equipo rival que tenía más cerca se unieron a las de su mismo color para ocultarla al interior de una ronda humana y así permitir que se cubra con total comodidad y sin el riesgo de que todo el estadio hiera su religiosa privacidad.

PUEDES VER Donald Trump planeaba construir una megaiglesia para los cristianos

El hecho ha sido celebrado en redes sociales por propios y extraños, quienes saludan este gesto de solidaridad que trasciende lo deportivo para dar una lección de unidad al mundo sobre lo que verdaderamente debe representar el futbol: una oportunidad para unir a las personas y no para separarlas.

Como dato curioso, le comentamos que actualmente existen Hiyab deportivas de material sintético como las de la marca Nike que permiten a las atletas musulmanas o que tienen algún problema para exponer sus cabelleras practicar el deporte rey sin temor a quedar innecesariamente expuestas. Aunque claro está, los accidentes como en este caso siempre puede ocurrir. Ahí es donde la mano del hombre, o en este caso de la mujer más específicamente, entra a tallar.

Video Recomendado