Sam se suició tras quejarse del mal servicio en salud mental. (Captura: The Mirror)
Sam se suició tras quejarse del mal servicio en salud mental. (Captura: The Mirror)

Psiquiatra le dio de alta por ‘no presentar riesgos’ y se suicidó cerca de las cenizas de su madre

Sam había dejado una carta que fue entregada cuando el ya había fallecido, donde reprochaba la atención en salud mental que recibía en el hospital.

Mundo LR
10 Dic 2019 | 17:13 h

Un hombre de 28 años se suicidó tras ser dado de alta en una clínica de salud mental por no presentar riesgos de ‘acabar con su vida’. Sam Pringles decidió acabar con su vida solo a unos metros del lugar donde fueron arrojadas las cenizas de su madre, que falleció en 2016 en Inglaterra.

El hombre fue encontrado colgado dentro de un establo cerca al lugar donde descansaban los restos de su madre. Su padre acusó a los médicos por dar un mal diagnóstico a su hijo y dijo que presentará un informe pidiendo mejorar en los servicios de salud mental, según informa The Mirror.

PUEDES VER: Hombre desata tiroteo en sala de espera de hospital y mata a seis personas

Sam venía de otro intento de suicidio, por lo que fue internado en una unidad psiquiátrica durante una semana, pero erróneamente los médicos dijeron que “no cumplía con los criterios para una evaluación adicional”.

Sam, un pintor y decorador, fue dado de alta del hospital, y contó a su familia que estaba yendo a comprar un portaequipaje para su camioneta 4x4, luego de eso desapareció y nadie daba con su paradero.

Posteriormente, la policía lo halló colgado en unos establos. Sam había escrito una carta rechazando los servicios de salud mental del hospital en donde se encontraba. La había enviado a su casa antes de ser dado de alta y fue recibida por su padre días después de su muerte.

PUEDES VER: Arrestan a hombre tras masturbarse con juguete de Olaf de la película Fozen

En la audiencia de investigación, la familia describió a Sam como un chico ‘guapo, fuerte y aventurero’, que anhelaba formar una familia, pero tenía antecedentes de problemas de salud mental, que empeoraron cuando falleció su madre.

En 2012 y 2017 había tomado una sobredosis de medicamentos recetados. Victoria Booth, una enfermera que veía a Sam dijo: “le dije que podía contactar al equipo si sentía que sus pensamientos volvían y pensé que el riesgo para él era bajo. No bebía, cumplía con los antidepresivos y tenía el apoyo de la familia”.

PUEDES VER: El hombre que expulsó una tenia viva de 10 metros: “He quedado horrorizado”

Gemma Ratcliffe, una terapeuta ocupacional menciono que el equipo comunitario de salud mental debió haberle ofrecido más evaluaciones a Sam, y así poder evitar su suicidio.

Video Recomendado

Lazy loaded component
Lazy loaded component