El lugar fue hallado "insalubre" y con pobre control de infecciones. Fuente: Phillip Halling Geograph.
El lugar fue hallado "insalubre" y con pobre control de infecciones. Fuente: Phillip Halling Geograph.

Internado tenía a niños autistas embarrados en heces y comiendo comida chatarra

El centro fue suspendido por las autoridades del Reino Unido, quienes afirman que ponía a sus residentes “en un riesgo importante de daño”.

Mundo LR
14 Dic 2019 | 22:03 h

Un centro para el cuidado de niños con autismo fue clausurado por las autoridades del Reino Unido luego de comprobarse que sus residentes vivían en un ambiente “inadecuado”, con problemas que incluían la presencia de excremento en los ambientes y la constante alimentación de los menores con comida rápida.

La escuela Orbis Abbey Rose, ubicada en Tewkesbury, Gloucestershire, mostraba problemas que ponían a sus alumnos en un “riesgo importante de daño”, según los inspectores del gobierno británico. Este centro atendía a unos 10 jóvenes con trastorno del espectro autista y/o con dificultades de aprendizaje, de entre 8 y 19 años.

PUEDES VER Niña de 7 años es abusada por desconocido en el baño del colegio [FOTOS]

El lugar, de acuerdo al reporte divulgado por el Daily Mail, fue hallado “insalubre” y con pobre control de infecciones. “Incidentes donde el personal, los niños y los recintos estaban manchados con heces eran algo habitual”, en palabras de los oficiales, quienes también observaron que sólo había un rollo de papel higiénico para seis baños.

Otra preocupación la constituyó la alimentación que se le daba a los internados, que consistía con frecuencia en comida rápida o procesada. Se documentó el caso de un menor al que se le dio 122 nuggets de pollo y 14 litros de gaseosa en una semana.

PUEDES VER Nuestros intentos por eliminar las ratas estarían creando una mutación de ‘superratas’

También se expuso la falta de habilidades del personal para controlar comportamientos peligrosos. Hubo reportes de niños rompiendo ventanas de carros, lanzando sillas y atacando al personal. Algunos alumnos incluso fueron hospitalizados. Un pequeño fue encontrado comiendo hongos silvestres del suelo, mientras que otro “usaba indebidamente” el Internet.

Las autoridades suspendieron el registro de la escuela y los niños fueron derivados a otros centros. El centro, entretanto, anunció que viene implementando un “plan de mejora”.

Video Recomendado