¿El año bisiesto es de mala suerte?: Los mitos y supersticiones de este día

Mitos y supersticiones que envuelven al año bisiesto.

Desgracias, mala fama y todo lo que se cree sobre esta fecha que se presenta cada cuatro años en el calendario.

Mundo LR
29 Feb 2020 | 12:47 h

Un año bisiesto acarrea eventos infaustos, rezan algunos mitos y supersticiones que, a través de los años, se han inoculado en millones de personas a nivel mundial.

Del latín ‘bis sextus dies antes calendas martii’, la expresión ‘año bisiesto’ refiere a un día más en el que los romanos intercalaban entre el 23 y 24 de febrero, y que en estos tiempos es el día 29 de febrero.

Lazy loaded component
PUEDES VER: ¿Cómo celebran sus cumpleaños los nacidos el 29 de febrero?

Los mitos del tiempo

En este escenario, el protagonista es la astronomía. Según los expertos, los años que tienen 366 días ‘ajustan el reloj’: cada año tiene 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45 segundos. Así, en cuatro años se suma un día más.

‘Calendarium’ es la palabra en latín de donde proviene ‘calendario’. De acuerdo con su definición, es el sistema que se usa para congregar y coordinar los intervalos de tiempos –entiéndase días, semanas, meses y años-, que son determinados por los fenómenos de la astronomía como los solsticios y equinoccios que marcan las estaciones.

John Lennon y Yoko Ono.

¿Conlleva a desgracias y trae mala fama?

Algunos ejemplos de catástrofes y muertes en años bisiestos: el Titanic se hundió en el 1912. En 1948 mataron a Ghandi. Dos décadas después, asesinaron a Martin Luther King. Y en 1980, al mítico John Lennon.

En Escocia, el 29 de febrero es considerado un día de mala fortuna –como los martes 13 en algunos países-. Pero no son los únicos, en Grecia creen que contraer matrimonio en año bisiesto trae desgracia y fracaso a los esposos.

Pero el 29 de febrero también tiene su antípoda. En Irlanda, también en Europa, relacionan a esta fecha con buena suerte. El ‘Bachelor’s Dar –día de los solteros- es una de sus tradiciones en el país nórdico, en el que las mujeres le proponen casarse a los hombres. Antiguamente, si él rechazaba la oferta, le debía comprar a la dama un vestido de seda.

Video Recomendado

Lazy loaded component