Arabia Saudita: Contagiado podría recibir pena de muerte tras escupir en centro comercial

Mundo LR

larepublica_pe

28 Mar 2020 | 19:37 h
Las autoridades de Arabia Saudita ordenaron el toque de queda desde el pasado lunes. Fuente: AFP / Getty Images.
Las autoridades de Arabia Saudita ordenaron el toque de queda desde el pasado lunes. Fuente: AFP / Getty Images.

El individuo, quien arrojó positivo por coronavirus en una prueba, tuvo una conducta “condenada religiosa y legalmente”, según las autoridades del país árabe.

Un hombre de Arabia Saudita, quien fue detenido por escupir en los carritos de compra de un centro comercial, podría ser condenado a la pena de muerte tras conocerse que dio positivo en una prueba de coronavirus. Las autoridades locales consideran que el acto constituye un “delito grave”.

El hecho se reportó en la región de Hail, ubicada al noroeste del país. Los empleados del centro comercial denunciaron que un sujeto escupía sobre varios carritos de compra. Las autoridades identificaron y arrestaron al individuo, quien fue sometido a una prueba de coronavirus, cuyo resultado fue positivo.

PUEDES VER Inglaterra: pareja cancela su boda por segunda vez por el coronavirus

Luego de su detención, el hombre fue sometido a un interrogatorio de forma remota. Hasta el momento se desconoce la motivación detrás del acto, de acuerdo con el portal Gulf News.

Una fuente de la Fiscalía local indicó al portal Ajel que el acto es considerado un “delito grave” por la ley de Arabia Saudita. “Esta conducta es condenada religiosa y legalmente”, aseguró, añadiendo que “deliberadamente intentó esparcir la epidemia de coronavirus entre los miembros de la sociedad y desatar el pánico”.

PUEDES VER Padre e hija infectados por coronavirus mueren con horas de diferencia en el Reino Unido

La misma fuente asegura que, dado que el hecho podría ser calificado como homicidio en primer grado, existe la posibilidad de que su autor sea condenado a la pena de muerte.

Hasta el momento, Arabia Saudita registra 1203 casos confirmados del nuevo coronavirus, de los cuales cuatro resultaron en muerte. Las autoridades del país ordenaron el toque de queda para sus habitantes desde el pasado lunes, mientras que el 25 de marzo se decretó la suspensión de los vuelos internacionales y el cierre de mezquitas, escuelas, centros comerciales y restaurantes.