Descubren cómo murió la icónica momia de la “mujer que grita”

La momia de la "mujer que grita" fue hallada en Luxor, Egipto, en 1.881. Foto: Difusión.

El enigma sobre la momia data desde 1.881, cuando fue hallada en un depósito en Luxor, Egipto. La avanzada tecnología utilizada para el estudio permitió revelar numerosos secretos arqueológicos.

Mundo LR
23 Jul 2020 | 20:44 h

Corría el año 1.881 cuando un grupo de investigadores descubre en Luxor, Egipto, una curiosa momia que tenía la cabeza hacia atrás y la boca abierta, con una expresión como si fuese de terror, que provocó que la llamaran “la momia de la mujer que grita”.

Zahi Hawass, famoso arqueólogo egipcio, junto a un equipo de colegas, revelaron que la momia pertenece a una princesa y su expresión facial con la que es reconocida se debe a que falleció a causa de una aterosclerosis y fue embalsamada cuando ya había desarrollado el ‘rigor mortis’, reseñó el portal RT.

PUEDES VER “Podrían aparecer cepas más leves”: expertos exponen el posible debilitamiento del virus

La momia de la “mujer que grita” fue hallada en un Depósito Real de Deir el Bahari, en Luxor, lugar en donde se encontraban varias momias que pertenecieron a la nobleza. La tumba era de un sacerdote del siglo X antes de nuestra era.

Al momento del hallazgo estaba con las piernas cruzadas, la cabeza inclinada hacia la parte derecha y la boca abierta. Gracias a la tecnología, los investigadores involucrados en el estudio descubrieron que la momia falleció cuando tenía casi 60 años.

El informe detalla que la mujer sufría un grave grado de aterosclerosis que afectaba a muchas de sus arterias del cuerpo. No obstante, surgió la teoría de que sufrió un paro cardíaco masivo.

PUEDES VER Cómo y dónde ver el cometa NEOWISE, un paso que no se repetirá en casi 7 mil años

“Sugerimos que los embalsamadores probablemente momificaron el cuerpo contraído de ‘la mujer que grita’ antes de que se descompusiera o se relajara. Por lo tanto, los embalsamadores no pudieron cerrarle la boca o colocar el cuerpo contraído en posición horizontal, como era habitual con las otras momias, preservando así la expresión facial y la postura que tenía en el momento de morir”, dijo el arqueólogo.

En el mismo depósito se encontró otra momia con la boca abierta y se demostró que se trataba del príncipe Pentawere, hijo del rey Ramsés III. La historia cuenta que fue forzado a quitarse la vida ahorcándose, como parte de una pena tras haber participado en el asesinato de su padre, conocida como “La conspiración del Harén”.

Video Recomendado

Lazy loaded component