‘Confinamiento selectivo’ por la COVID-19 causa polémica y protestas en el sur de Madrid

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

23 Sep 2020 | 3:34 h
Más de 885.000 ciudadanos del sur de Madrid no podrán entrar ni salir de sus casas sin un justificante que les permita movilizarse libremente. (Foto: Télam)
Más de 885.000 ciudadanos del sur de Madrid no podrán entrar ni salir de sus casas sin un justificante que les permita movilizarse libremente. (Foto: Télam)

“No es confinamiento, es discriminación”, señalaron algunos residentes de la capital española que se han visto obligados a mantenerse en sus casas para frenar la pandemia.

Las nuevas medidas establecidas por las autoridades de Madrid (España) para frenar el contagio del coronavirus ha provocado la protesta de los sectores más vulnerables de la capital española.

Seis distritos del sur de la capital y otros siete municipios de la región madrileña tendrán que mantenerse en sus casas debido a la incidencia de casos de COVID-19, que en los últimos 14 días ha llegado a 700 por cada 100.000 habitantes, informó BBC.

PUEDES VER: El duro relato de Patricia Aguilar, la joven española que fue captada por una secta en Perú

Desde este lunes, más de 885.000 ciudadanos (el 13% de su población) de 37 áreas sanitarias no podrán entrar ni salir de sus casas sin un justificante que les permita ir a trabajar, a clase, al médico o tramitar ciertas gestiones. Los parques y jardines públicos están cerrados, las reuniones con más de seis personas, prohibidas; los bares y establecimientos solo funcionan al 50% y las iglesias, a un tercio.

“Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus”, declaró el viernes la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. “Hay que evitar a toda costa el estado de alarma”, añadió.

Los residentes consideran estas medidas como discriminatorias. (Foto: Getty Images)

Esta decisión ha provocado una ola de protestas, ya que los residentes consideran que estas medidas son discriminatorias. “¡No es confinamiento, es discriminación! ¡Más sanidad y menos segregación!”, corearon cientos de madrileños el último domingo, horas antes de que entrara en vigor la medida, a las puertas de los centros de salud y en otros puntos de la ciudad.

Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ofreció apoyo logístico y la creación de un grupo bilateral de trabajo para controlar la situación.

“Esta es una batalla epidemiológica, no ideológica”, remarcó Sánchez en conferencia de prensa. “No venimos a evaluar, a tutelar, sino a ayudar al Gobierno de Madrid, que es el que tiene las competencias para actuar”, añadió el mandatario. Además, el líder socialista insistió en que está listo para “contemplar otros escenarios”, en referencia a una eventual declaración de un nuevo estado de alarma y confinamiento, aunque limitado a la región.

PUEDES VER: Un segundo voluntario de la candidata a vacuna de Oxford desarrolló rara enfermedad, revela informe

En tanto, Isabel Díaz, pese a reconocer que Madrid está a la cabeza de las regiones de Europa más afectadas por el coronavirus, defendió el polémico confinamiento y descartó un aislamiento total.

Vecinos indignados con el aislamiento impuesto por Ayuso defienden que se trata de una medida ineficaz y estigmatizadora. (Foto: Getty Images)

“Ni estados de alarma ni confinamientos. Eso sería la muerte de nuestra comunidad, que es el motor (...) No podemos cerrar todo Madrid sin dar una oportunidad a las medidas”, argumentó la política conservadora.

Vecinos indignados con el aislamiento impuesto por la mandataria local defienden que se trata de una medida ineficaz y estigmatizadora, ya que los residentes de estas zonas son principalmente personas que pertenecen a un segmento social muy expuesto al virus, como son los trabajadores del sector de los servicios, de la industria o comercial.

España, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component