Mujer fallece de un infarto en viaje de Venezuela a Perú para conocer a su nieta

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

27 Oct 2020 | 23:17 h
Miles de ciudadanos venezolanos salen y retornan a su país en medio de la pandemia de la COVID-19 y ante la grave crisis. Foto: AFP, referencial
Miles de ciudadanos venezolanos salen y retornan a su país en medio de la pandemia de la COVID-19 y ante la grave crisis. Foto: AFP, referencial

Debido a la crisis humanitaria en el país caribeño, la mujer quedó sin empleo hace seis meses e iba a reencontrarse con su hijo que reside en el Perú.

Una mujer murió de un infarto cuando tomaba un breve descanso para continuar un viaje que realizaba desde Venezuela hasta Perú y así conocer a su pequeña nieta.

Maitte Coromoto Hidalgo Dun, de 48 años, intentó descansar en una plaza de Socopó, en el estado venezolano de Barinas. Ella realizaba una parada para continuar su travesía hasta la frontera con Colombia.

“Mi mami venía a verme a mí, después de tantos años. Venía a conocer a su nieta. Era un regalo que le iba a hacer a la niña porque cumple un año este mes que viene. Quería verme y no pudo, no llegó", expresó Joao Da Cruz, hijo de Maitte.

El hombre relató a La Prensa de Lara que su madre tenía sentimientos encontrados. “Estaba feliz por verme y conocer a la nieta, pero triste porque dejaba a mis hermanos. No pudo traerlos a todos”, lamentó el pariente.

Pese a las restricciones por la pandemia de la COVID-19, Maitte Coromoto, decidió emprender un viaje que no concluyó. Con poco equipaje y mucha ilusión salió de un país sumergido en una severa crisis humanitaria.

Algunos familiares revelaron al medio venezolano que desconocían los planes de Maitte y la describieron como una persona activa. Viajaba junto con una de sus hijas y un nieto de dos años.

Luis Terán, hermano de la mujer, señaló que ella tuvo que dejar a un hijo en condición especial con unos parientes. Ella tenía como plan llegar a Perú, quedarse y poder ayudarlo con comida y medicinas, que son difícil adquirir por la grave situación económica.

Agregó que los gastos para trasladar el cuerpo están, aproximadamente, en 600 dólares. “De dónde sacamos nosotros ese dinero, somos trabajadores, no adinerados. Tuvimos que resolver con una urna donada y que algunos familiares que tenemos allá en Barinas nos ayudaran con el traslado”, describió.

Maitte trabajaba en un peaje en Venezuela y quedó sin empleo hace seis meses, situación que la obligó a salir de su país.

Video Recomendado

Lazy loaded component