Es recomendable que desde los 40 años una persona deba acudir a chequeos médicos al menos una vez al año.

La vida después de un trasplante de corazón

A la fecha, el Instituto Nacional Cardiovascular ha realizado doce trasplantes de corazón que beneficiaron a once adultos y un niño.

La República
14 Oct 2019 | 8:36 h

La donación de órganos es un enorme acto de generosidad en el que más peruanos debemos comprometernos. Cuidar nuestro corazón no solo es una tarea de los pacientes que han sido diagnosticados con alguna enfermedad cardiaca. Al contrario, es una cuestión que debe ser de mucho interés para cualquier persona.

En el Perú, diariamente se atienden alrededor de 5 casos de infartos de miocardio, con mayor porcentaje en varones mayores de 40 años. Los males cardiovasculares son la principal causa de muerte que cobran alrededor de 18 millones de vidas cada año, según la Federación Mundial del Corazón.

A pesar de las medidas de prevención y avances para tratar las enfermedades cardiovasculares, un pequeño porcentaje de pacientes que padecen insuficiencia cardiaca acaban por desarrollar una insuficiencia cardíaca terminal. En estos casos, el trasplante cardíaco se considera el tratamiento efectivo para cambiar el pronóstico de estos pacientes.

Cuando a un paciente le diagnostican insuficiencia cardiaca severa, su única opción es un trasplante de corazón. “Esta anomalía se presenta por un problema en el músculo cardiaco muy severo, que impide la irrigación de sangre a los órganos y estos empiezan a fallar, lo que puede causar la muerte en cuestión de días o incluso en horas”, explicó el médico David Gálvez Caballero, presidente del Comité de Trasplante Cardiaco del Incor.

La hipertensión arterial, la diabetes, el tabaquismo, el colesterol alto y la falta de hábitos de vida saludable, son los principales factores de riesgo.

El caso de Gian Pierre:

La felicidad existe en aquellos que han vuelto a sonreírle a la vida, como es el caso de Gian Pierre Sánchez Quispe, un joven odontólogo de 32 años, que presentaba grave insuficiencia cardiaca y tiene ahora una mejor calidad de vida gracias al trasplante de corazón que le realizaron especialistas del Instituto Nacional Cardiovascular (Incor) de EsSalud y a la voluntad de los familiares de un ciudadano cusqueño que decidieron donar el órgano de su ser querido.

"Sabía que el trasplante era mi última opción y que en el Perú la cultura de donación de órganos no es buena. Era pesimista, pero les decía a los médicos que quería vivir y gracias a Dios y a los médicos tengo una nueva oportunidad de vida”, expresó.

Ya recuperado Gian Pierre agradeció a su donante y a los médicos por esta nueva oportunidad de vida, que asegura honrará dando charlas gratuitas para fomentar que más personas se sensibilicen sobre el tema. El trasplante también fue posible gracias al apoyo de la Fuerza Aérea del Perú, que en un helicóptero realizó el rápido traslado del órgano donado hacia el Incor.

Datos:

- Es recomendable que desde los 40 años una persona deba acudir a chequeos médicos al menos una vez al año, más aún si tiene familiares con enfermedades cardiovasculares.

- Se calcula que una persona o familiar que tiene una enfermedad cardiovascular podría gastar hasta S/.170,000 anuales.

- Instituciones como EsSalud impulsan la campaña “Yo Dono Vida” que busca sensibilizar a las familias sobre la importancia de la donación de órganos y tejidos como un acto voluntario y solidario que salva vidas.


Auspiciado por: