La donación de órganos y tejidos permite que otras personas que están en lista de espera tengan una mejor calidad de vida.

¿Cómo se realiza un trasplante de córnea?

El trasplante de córnea reemplaza el tejido corneal enfermo o cicatrizado con tejido sano de un donante de órganos.

La República
31 Oct 2019 | 9:11 h

La córnea es el lente externo transparente en la parte frontal del ojo. Para que se realice un trasplante de córnea, existen algunas lesiones o enfermedades oculares como: el queratocono, cicatrización de la córnea, infecciones o pérdida de la visión originada por una afección, estos problemas oculares pueden dañar la córnea.

La mayoría de los trasplantes de córnea son procedimientos exitosos, y gracias a ello, se puede restaurar la vista, reducir el dolor y mejorar el aspecto de una córnea dañada. Sin embargo, el trasplante de córnea conlleva un pequeño riesgo de complicaciones, como el rechazo de la córnea del donante.

El procedimiento quirúrgico que se realiza es cada vez más frecuente y es de bienestar para el paciente ya que se reemplaza la córnea dañada por otra procedente de un donante. Este tratamiento que siguen los centros de salud, devuelve la transparencia a la córnea enferma y de esta forma el ojo recupera visión, aunque no siempre en su totalidad.

Sobre la intervención de trasplante de córnea

Para que el paciente pueda recuperar la vista, dependiendo de la técnica que se realizó, puede tardar meses o hasta un año. En algunas ocasiones, requiere el uso de gafas para mejorar la visión.

Luego de la intervención que se realiza bajo anestesia local, la persona suele recibir el alta el mismo día de la intervención, pero requiere utilizar un parche en el ojo operado durante al menos cuatro días, además, tendrá que seguir un tratamiento para prevenir posibles infecciones. Los puntos de la operación serán retirados por el oftalmólogo en unos días, aunque en algunas ocasiones el paciente puede tenerlo durante periodos largos o no llegar a quitarse.

El generoso regalo de la visión

Miguel Cárcamo Ramos, de 37 años, fue diagnosticado de leucoma corneal en el ojo derecho. Esta patología genera pérdida de la agudeza visual y la única solución es el reemplazo de la córnea dañada.

El padre de familia, que padecía de una grave enfermedad ocular, recuperó la visión tras ser sometido a un exitoso trasplante de córnea realizado por especialistas del Instituto Peruano de Oftalmología (IPO) de EsSalud en Piura.

Cárcamo, padre de dos hijos de 7 y 10 años, dijo que esperó con ansias el trasplante, debido a que su enfermedad le impedía ver con normalidad y ponía en riesgo su actividad laboral.

“Soy diseñador gráfico, y la enfermedad visual me impedía ejercer mi profesión con normalidad. Ahora, con el trasplante de córnea he recuperado la visión y muy pronto volveré a trabajar”, expresó.

Datos:

- Las opacidades corneales pueden causar desde irritaciones menores hasta problemas de visión e incluso ceguera.

- En lo que va del año, el Instituto Peruano de Oftalmología de EsSalud realizó 45 trasplantes de córneas que hicieron posible que igual número de asegurados recuperen la vista.

- EsSalud impulsa la campaña “Yo Dono Vida”, que busca sensibilizar a las familias sobre la importancia de la donación de órganos y tejidos como un acto voluntario y solidario que salva vidas.


Auspiciado por: