Piden intervenir a OCI por alimentos malogrados

Alerta. Funcionarios de actual gestión edil y de la pasada deben responder por 17 toneladas de productos que se incineraron.

Concejo. Conformó comisión investigadora sobre caso.
Concejo. Conformó comisión investigadora sobre caso.
La República
2 08 2019 | 11:04h

La incineración de 17 toneladas de alimentos (hojuelas, quinua y avena) del programa Vaso de Leche de la Municipalidad Provincial de Trujillo (MPT) terminará por comprometer a funcionarios de la administración edil pasada y de la actual, que tendrán que responder ante el Órgano de Control Interno (OCI) y la Fiscalía.

Los regidores de oposición, Koky Rodríguez y Luis Bahamonde, presentaron un pedido al alcalde Daniel Marcelo Jacinto para que él y la gerenta de Desarrollo Social expliquen en sesión de concejo sobre la pérdida de esta gran cantidad de alimentos, habiendo tantos niños, ancianos y madres gestantes con problemas de anemia y desnutrición.

PUEDES VER Minsa y Alicorp promocionan alimentos contra la anemia durante el Desfile Militar

Para los concejales, esto ya no es solo responsabilidad de la gestión anterior como indica Daniel Marcelo, sino también recae en los funcionarios actuales, ya que desde hace siete meses se tenía conocimiento de estos productos pero no se almacenó de forma adecuada.

Asimismo solicitaron la intervención del Órgano de Control Interno (OCI), ya que al haber una pérdida debido a la mala administración de los víveres amerita abrir un proceso administrativo a funcionarios y exfuncionarios.

Ambas partes

La concejal aprista Olga Cribilleros recordó que este caso se hizo de conocimiento en marzo, cuando se trató la pérdida de ocho toneladas que Marcelo pretendía donarlos a los programas sociales de la Sociedad de Beneficencia Pública.

“Nosotros nos opusimos porque el producto estaba vencido”, acotó. Hay que precisar que el miércoles último, en sesión ordinaria, el concejo acordó conformar una comisión investigadora sobre la cuestionada adquisición de alimentos del 2018.

Cribilleros no dudó en sindicar a la exsubgerenta de Abastecimiento, Liz Mirella Miranda, como responsable de esta situación y reconoció que existe responsabilidad compartida tanto en la anterior como en la actual gestión.

“En diciembre (del 2018) ya se sabía de la transferencia de gran cantidad de alimentos a la comuna. La pregunta es ¿qué pasó? ¿por qué no se entregó oportunamente a los beneficiarios? Han pasado siete meses. Marcelo no puede eludir su responsabilidad”, puntualizó.

Video Recomendado