Nadie asume responsabilidad por contaminación de drenes

Sin compromiso. Autoridades señalan que es urgente controlar el vertimiento de aguas servidas en canales para evitar daño en población y litoral lambayecano, pese a que entidades no asumen acciones contra problemática.

Atentado. Tuberías clandestinas de desagüe descargan en el dren 3000 que va de Chiclayo a Pimentel, ante la ausencia de entidades como el ANA y el OEFA.
Atentado. Tuberías clandestinas de desagüe descargan en el dren 3000 que va de Chiclayo a Pimentel, ante la ausencia de entidades como el ANA y el OEFA.
La República
9 09 2019 | 10:25h

Los pobladores de Chiclayo están agobiados. Desde hace mucho tiempo los drenes de riego de la provincia de Chiclayo se han convertido en viaductos para verter efluentes y arrojar residuos, siendo un atentando al ecosistema y a la salud pública.

Atentado al ambiente

La contaminación es general. Según la Fiscalía Ambiental de Lambayeque, el dren 4000 en los distritos Santa Rosa, La Victoria y Chiclayo; el dren 2000 en los distritos de San José y Lambayeque; el dren 3100 en los distritos de Pimentel, La Victoria y Chiclayo, y el dren 3000 en Pimentel y Chiclayo, evacúan aguas residuales y desperdicios en el mar de las playas hasta donde llegan.

“A lo largo de los drenes podemos encontrar basura, barro, conexiones de desagües clandestinas de fábricas ilegales, prostíbulos o viviendas. Los drenes deberían escurrir las aguas de riego agrícola, pero terminan llevando basura y hasta coliformes termotolerantes (heces)”, afirma el fiscal de medio ambiente, Oswaldo Chancafe Grey.

La situación empeora con la falta de limpieza y la ausencia de acciones de control de los vertimientos de aguas servidas. Incluso, algunos agricultores utilizan las aguas contaminadas de los drenes 4000 y 3100 para regar sus cultivos, generando un peligro a la salud de sus consumidores.

PUEDES VER Fiscalía llama la atención a rector de la UDCH por presunto traslado de bienes

“Hace falta un trabajo en conjunto. La OEFA, el Gobierno Regional y las municipalidades deben plantear una solución integral. No es posible que un agricultor extraiga con motobombas el agua contaminada y riegue sus cultivos”, señala Chancafe.

Para el magistrado la zona costera es un ecosistema que agoniza lentamente, debido a que las playas se vuelven insalubres, las especies marinas mueren y los visitantes se exponen a enfermedades. El pasado 27 de agosto, la Fiscalía y la Capitanía advirtieron que los drenes 3000, 3100 y 4000 seguían contaminando las playas lambayecanas.

Situación. PEOT realiza descolmatación de drenes principales, pero la contaminación persiste.

Sin acciones

El gerente de Desarrollo Olmos del Proyecto Especial Olmos Tinajones (PEOT), Juan Saavedra Jiménez y el gerente de Operación y Mantenimiento del Sistema Mayor Tinajones, Rogger Alamo Valdera, coinciden en señalar en que son necesarias acciones de monitoreo a los vertimientos de aguas residuales que se hacen en los drenes. Esto debido a que se han presentado denuncias penales contra Epsel, empresas azucareras, grifos, destilerías y camales por contaminar los canales que deberían servir para evacuar el agua excedente de los terrenos agrícolas.

“Hay un problema de contaminación, pero el PEOT no es responsable. Actuamos bajo la ley y a lo que apruebe el ANA. El ANA es un ente rector del Sistema del Valle Chancay, mientras el PEOT es un operador mayor, y la Junta de Usuarios del Valle Chancay y Epsel son operadores menores. Como operador mayor debemos descolmatar los canales y eliminar residuos agrícolas o la evacuación de agua pluvial, pero no de aguas servidas”, aclara (ver La Clave).

Para Álamo la contaminación de los drenes no es nueva. Él señala que el PEOT no siempre fue operador mayor, pues el mantenimiento también estuvo a cargo de la Junta de Usuarios del Valle Chancay- Lambayeque.

“A pesar de que no nos compete, hemos supervisado el vertimiento de aguas y denunciado los hechos a la Fiscalía”, agrega.

Según información que corroboró este diario, mediante la resolución n.° 364-2014, la ANA le otorgó al GRL el título habilitante de operador mayor del Sistema Hidráulico Tinajones. Así se formalizó a la entidad, a través del PEOT, que retome el mantenimiento de la infraestructura del Valle Chancay luego de 10 años de estar bajo responsabilidad de la Junta de Usuarios.

Video Recomendado