Se recomienda exámenes exhaustivos a la vista.
Se recomienda exámenes exhaustivos a la vista.

Uveítis, una de las principales causas de ceguera en el mundo

Entre sus síntomas están el enrojecimiento del ojo y la sensibilidad a la luz brillante.

La República
21 Oct 2019 | 21:08 h

​En el mundo, 52 de 100 mil personas son afectadas cada año por una enfermedad ocular poco conocida llamada uveítis. Este mal, además, es considerado como la tercera causa de ceguera en países desarrollados entre ciudadanos desde los 20 hasta los 50 años, según la médica oftalmóloga Zully Barrón.

Según detalló, existe una capa en el ojo llamada úvea, la cual se encuentra entre la esclerótica y la retina, que brinda nutrición y defensa al ojo. Esta se puede observar al mirarnos a los ojos debido a que su inicio se halla en el iris. La uveítis, entonces, es la inflamación de la úvea, en alguna porción o en su totalidad.

La úvea se puede inflamar por infecciones, desórdenes inmunológicos o cuando el cuerpo enferma de males como el cáncer. La falta de tratamiento oportuno puede provocar ceguera irreversible en niños, adultos y ancianos.

La inflamación de esta capa intermedia del globo ocular (la úvea) se inflama (se enrojece y se hincha), daña el tejido vital ocular, ya que cuenta con muchos vasos sanguíneos que nutren al ojo, refiere la Academia Americana de Oftalmología.

PUEDES VER El 81% de peruanos que sufre de ceguera son personas de 50 años

“En el Perú, la causa más común de uveítis es la infecciosa, asociada a un parásito llamado Toxoplasma, que se puede contraer por alimentos contaminados, gatos sin tratamiento antiparasitario o frutas sin lavar, siendo los niños los más vulnerables en un ambiente tan insospechado como el hogar”, dice la también especialista de Oftalmosalud, Zully Barrón. A esto añade que existen infecciones como el virus del Herpes simple o enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide, que pueden perjudicar la capacidad visual de manera permanente. En ocasiones, la uveítis se presenta antes de la enfermedad sistémica a la que se asocia.

La uveítis se puede manifestar con síntomas como el enrojecimiento del ojo con o sin dolor, mucha sensibilidad a la luz brillante, visión borrosa o aparición repentina de “moscas volantes” (flotadores, manchas o nubes que se mueven en el campo visual).

La especialista Zully Barrón detalla que muchas veces se llega tarde a la consulta porque los síntomas pueden confundirse con otras molestias como ojo seco, conjuntivitis, o mismo cansancio y dolor de cabeza después de un día de trabajo. Por ello, señaló que los pacientes deben ser sometidos a exhaustivos exámenes médicos asociados a estudios de imágenes en oftalmología (por ejemplo, angiografía) y análisis de sangre, entre otros, para llegar al diagnóstico e iniciar un tratamiento intensivo, para evitar complicaciones como el glaucoma, catarata o desprendimiento de retina, que empeoran el pronóstico visual.

Video Recomendado