Donar órganos es salvar vidas: Yasuri y Paola son el vivo ejemplo

Inspiración. El concurso de EsSalud lleva el nombre de la menor que se trasplantó en el 2017. (Foto: Melissa Merino)

Oportunidad. Ambas son receptoras de un corazón y un riñón. Ahora pueden llevar una vida normal. El Perú tiene una de las tasas más bajas de donantes en la región.

Ángela Valdivia
20 Feb 2020 | 5:11 h

Cuando Yasuri Vargas tenía tres años fue diagnosticada con insuficiencia renal cardiaca terminal. El crecimiento desmedido que tuvo debilitó la función de bombeo de su corazón, por lo que la sangre no llegaba a todo el cuerpo de forma adecuada. La menor recibía tratamiento para mantenerse estable, pero llegó un momento en el que esto no fue suficiente.

PUEDES VER Cusco: Órganos de una donante salvaron la vida de dos pacientes con insuficiencia renal crónica terminal

Los médicos le indicaron que necesitaba un corazón nuevo, algo que parecía difícil, pues la tasa de donantes en el Perú es de dos por cada millón de habitantes y en la lista de espera hay más de 7.200 personas. Sin embargo, el 18 de abril del 2017, gracias a la solidaridad de un donante voluntario se pudo llevar a cabo el trasplante que fue una nueva oportunidad. La menor estuvo internada cerca de tres meses y luego continuó con los cuidados en su casa hasta ahora que tiene 12 años y ha podido regresar al colegio.

Paola Castillo es otra paciente que pudo salvarse gracias a un trasplante de órgano. Ella tenía 38 años cuando le detectaron insuficiencia renal crónica terminal. Los médicos aún no saben por qué sus riñones dejaron de funcionar. Era el año 2010 cuando empezó a sentirse cansada, sin hambre y tenía gripe seguido, por lo que fue al médico. “Cuando me mandaron a hacer una ecografía no tenía riñones”, recuerda. Ella tuvo que dializarse de manera inmediata. Comenzar a depender de una máquina fue un cambio de vida para la paciente.

PUEDES VER Padres donan el corazón de su hijo y reciben un regalo inolvidable [VIDEO]

Dos años después inició sus exámenes para ingresar a la lista de espera, de la cual el 30% de pacientes no suele salvarse. A Castillo le tomaron ocho meses concluir con las pruebas. El 12 de abril del 2012, día en el que terminó este proceso de análisis, ya había llegado a su casa, cuando la llamaron para notificarle que había un riñón compatible con ella. Su trasplante fue el primero del Hospital Sabogal.

La presidenta de esta institución, Fiorella Molinelli, llamó a la ciudadanía a tomar conciencia de la importancia de la donación de órganos. “Al hacerlo estamos salvando una vida”, dijo en una reunión con la prensa en la que estuvo acompañada de médicos de EsSalud.

PUEDES VER San Valentín: mujer salva la vida de su esposo tras donación de riñón

Y es que solo un 13% de la población ha marcado el sí en su DNI; no obstante, la decisión final siempre dependerá de la familia. Para fomentar la donación de órganos, EsSalud lanzó el concurso Premio Nacional de Periodismo ‘Yasuri Vargas Ojeda’.

Video Recomendado

Lazy loaded component