La vida en cuarentena: ‘‘Las familias tenemos que ser muy flexibles entre todos’’

Ángela  Valdivia

Ange1792

16 Abr 2020 | 13:05 h
Es importante jugar con los niños. (Foto: Difusión / Andina)
Es importante jugar con los niños. (Foto: Difusión / Andina)

Tolerancia. El psiquiatra Rolando Pomalima, director de la Dirección de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental, brinda algunas recomendaciones para los menores de la casa durante estas semanas.

Con la llegada del Covid-19 a nuestro país, el inicio de clases en todos los colegios del país se postergó y tras ello también se declaró la cuarentena que todos debemos cumplir para luchar contra el virus. Esta situación puede generar estrés y ansiedad en los menores del hogar, por lo que el psiquiatra Rolando Pomalima, quien es director de la Dirección de Niños y Adolescentes del Instituto Nacional de Salud Mental, asegura que ‘‘las familias tenemos que ser muy flexibles entre todos’’. Él recomienda a los padres organizar un horario de actividades.

‘‘Tenemos que planificar con los niños del día a día, desde la hora de levantarse hasta la hora de acostarse, pero sin ser muy rígidos’’, indica, pues cada niño responde de manera distinta. El médico explica que compartir los alimentos con la familia es recomendable, debido a que ayuda a potenciar los vínculos entre estas.

PUEDES VER La angustia y ansiedad que padecen las mujeres embarazadas en tiempos de coronavirus

Asimismo, a los menores se les debe asignar tareas académicas, ‘‘como si estuvieran yendo al colegio, pero con tranquilidad, sin pensar en las notas’’. Pomalima también sugiere que durante sus intermedios, los niños tengan la opción de ver algún programa infantil. Además, recomienda que cada integrante de la familia tenga un momento de descanso.

El médico señala que no es bueno que los menores se focalicen en actividades individuales, motivo por el cual los juegos son importantes. Él sugiere los juegos de mesa, como damas chinas, ajedrez o monopolio. ‘‘Existe un sinfín de juegos’’, asevera.

El psiquiatra también explica que el uso de las redes sociales debe ser medido. Él asegura que la comunicación con sus amigos es positivo, pero que se debe tener en cuidado de lo que se comparte en el internet. Los niños que tengan menos de ocho años no deberían ser saturados de información porque ‘‘se les puede crear más miedos. Aunque tampoco hay que sacarlos de la realidad’’.

Por último, Pomalima manifiesta que en la noche los niños pueden volver a sentir temor, por lo que contar con la compañía de sus padres es importante.