Policía en estado de alerta: persiguen y capturan a ladrón

Óscar Chumpitaz

oscar.chumpitaz@glr.pe ochumpi

17 Oct 2020 | 15:59 h
El sujeto se hacía pasar como falso repartidor para cometer sus fechorías. Foto: cortesía/César Aquije.

Presunto hampón fue sorprendido por agentes de investigación criminal en Surco, donde se han incrementado los hurtos y robos.

Betsy Urbina salió de un centro comercial con dos bolsas, caminó a su casa y vio a un joven en moto. Vestía ropa de una tienda reparte sus productos por delivery. Ella se acercó a la puerta del edificio porque no fue una preocupación. Pero cuando sacó sus llaves y abrió, recibió un empujón. El falso repartidor le quitó la cartera y las dos bolsas de las compras. Ocurrió a plena luz del día, en Surco.

La modalidad de falsos repartidores es una de las novedades que se observan en el nuevo —y atípico— mapa de delitos en Lima confeccionado en base a reportes receptados y contabilizados por distintas juntas vecinales.

Se trata —en la mayoría de los casos— de delitos no denunciados y cometidos en la vía pública.

Frente a ello, los serenazgos y la Policía están alerta, tal como ocurrió esta mañana en la cuadra 3 del jirón Los Bodegones, en Surco, donde agentes de la Depincri capturaron a un presunto delincuente con quien se enfrentaron a tiros, causando pánico cerca a la avenida Benavides.

Este individuo portaba una pistola, la cual no dudó en usar cuando le dieron la voz de alto. Por fortuna, fue sometido y capturado.

Un oficial manifestó que hay que tener en cuenta el contexto de ciertos robos con violencia que aparecieron en el marco de la pandemia.

“Se puede advertir un incremento muy importante de robos en función de los hurtos. La violencia está ganando mucho terreno en las calles de la ciudad y eso debe ser atendido con urgencia y seriedad por las autoridades responsables de la seguridad”, advierte el exdirector de la PNP, Luis Montoya.

Hace cuatro días, otros dos delincuentes fueron capturados en la cuadra 7 de la avenida Monte de los Olivos tras una persecución por varias calles.

César Rabanal, jefe de operaciones de Serenazgo de Surco, detalló que el vehículo de placa ANQ-575 en el que se desplazaban fue visto estacionado en la calle Galicia, por lo que se dio aviso a la Policía, ya que el automóvil había sido usado en anteriores atracos.

Delincuencia, últimas noticias:

Video Recomendado

Lazy loaded component