ALERTA - Coronavirus: INS confirma presencia de variante brasileña en Ate Vitarte

Así cambias la pulsación de pantalla prolongada en tu smartphone Android

Tecnología LR

larepublica_pe

14 Ene 2021 | 15:57 h
Foto: Tecnonautas
Foto: Tecnonautas

Una simple configuración puede darte un manejo más cómodo de los gestos en tu teléfono.

En la actualidad, la mayoría de los smartphones Android detectan los diferentes puntos de presión y los distintos tiempos que pulsamos la pantalla. Así, nuestro dedo actúa como el cursor de un mouse que puede ejecutar acciones principales o secundarias en el dispositivo.

A lo largo del día podemos tocar cientos de veces la pantalla de nuestro teléfono, pero son diversos los gestos que nos permiten interactuar con ella. Está el toque simple, el deslizamiento de la pantalla, o la pulsación prolongada que hoy abordaremos a mayor detalle, pues es un gesto que podemos modificar según nuestra conveniencia.

¿De qué sirve cambiarlo?

Según la fuerza de nuestros dedos y cómo estamos acostumbrados a manipular nuestro celular, a muchos usuarios les ocurre que realizan pulsaciones prolongadas cuando realmente no quieren hacerlo. Ese es un caso en el que se podría ajustar el tiempo que requiere un toque para que el teléfono lo reconozca como prolongado.

Para hacer la configuración, es necesario ir a las opciones de Accesibilidad:

Así cambias la pulsación de pantalla prolongada en tu smartphone Android

¿Cómo se hace?

Una de las funciones más comunes de la pulsación prolongada es la de arrastrar íconos por la pantalla, así como la de abrir menús contextuales en algunas aplicaciones. Si queremos acomodar dichas funciones en un teléfono Android, habrá que dirigirse a las opciones de accesibilidad.

Una manera rápida de llegar es buscándola en el cajón de búsqueda de opciones escribiendo ‘pulsación’ o ‘retraso al mantener pulsado’.

Así cambias la pulsación de pantalla prolongada en tu smartphone Android

Cumplidos estos pasos, sigue elegir entre las tres opciones de tiempo corto, intermedio o largo. Por defecto, los smartphones suelen estar configurados dentro del tiempo intermedio, y para encontrar el que mejor se ajuste a nuestras manos, vale la pena ir tanteando entre los tres y elegir el que más nos guste.